Sitio de Jericó

No importa cuántas murallas debamos derrumbar ni qué tan formidables estas sean, la oración y el sacrificio nos permitirán permanecer unidos para destruir muros de tinieblas y construir, con la Gracia y el Poder de Dios, grandes fortalezas, cimentadas en la FE. “En este tiempo en el que existe un desierto de amor en la humanidad, sean ustedes ardientes en la Caridad. (…) Cada uno de ustedes debe tomar mayor responsabilidad y cumplir fielmente la misión a la que ha sido llamado (…) Por eso, oren” (La Santísima Madre, 5 de agosto de 2016) Te invitamos a que te...

Read More